dilluns, 14 de novembre de 2016

MUSEOS Y PAISAJES URBANOS. UNA DIALÉCTICA EN CONSTRUCCIÓN...

Reflexiones alrededor la exposición Metamorfosis de una ciudad. Bogotá en la lente de Paul Beer (1950-70).

"Las casas hacen un espacio urbano, pero son los ciudadanos los que hacen una ciudad" 
J.J. Rousseau
Bogotá DC, 2003
La construcción de cualquier espacio es, al mismo tiempo, un proceso material y simbólico (Massey, 1994). Cuando se derriba un edificio o se excava en un lugar específico, desaparece un espacio familiar y se crea otro nuevo. Al mismo tiempo, se desvanece una determinada historia de uso y de significado que estaba asociada con ese lugar particular (Cohen, 1998). 

Hoy en día, la maquinaria y economías modernas pueden metamorfosear, de golpe, el paisaje urbano de una ciudad haciendo desaparecer calles, edificios, hitos... Prácticamente al mismo tiempo, y como reacción contra esta creciente fugacidad de las cosas, cada vez es mayor el "hambre racional por tener un cierto grado de pertenencia" y continuidad con el pasado. El sentido común nos indica que sólo podremos gestionar correctamente el patrimonio y los paisajes urbanos de nuestras ciudades si nos damos cuenta que "heredar es también transformar" y que para transformar, es preciso conocer antes aquello que puede ser removido o alterado. 

Dentro de esta tensión, los museos urbanos han constituido -y posiblemente continúan constituyendo- un poderoso instrumento para preservar este nuevo "derecho a la ciudad" que tienen los ciudadanos y que consiste en el acceso y conocimiento público de la historia de su ciudad. 

En síntesis, la exposición Metamorfosis de una ciudad, construida con los materiales fotográficos de Paul Beer, busca hacer comprender el papel que han desempeñado, históricamente, los denominados "museos urbanos o de ciudad" en relación a la gestión de los paisajes y memorias urbanas. 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada